Cocido Lebaniego

  • Cocido Madrileño

  • Cocido Andaluz

  • Cocido Montañés

  • Cocido Maragato

  • Cocido Lebaniego


  • "Cocido Lebaniego"

    Receta de Cocido Lebaniego





    Tal vez no sea el uno de los cocidos más conocidos en todo el país, pero este cocido lebaniego merece la pena, porque resulta muy sabroso y completo. Si tienes interés en prepararlo, aquí tienes la receta detallada paso a paso.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de garbanzos de Liébana
    - 400 gramos de carne de morcillo de ternera
    - Un trozo de tocino blanco
    - Un trozo de costilla, mejor si está adobada
    - Un trozo de cecina
    - 3-4 patatas
    - 3-4 chorizos
    - Un repollo
    - Un hueso de jamón
    - Fideos
    - Pan del día anterior
    - Dos huevos




    Preparación:

    Para preparar esta receta vamos a usar, si es posible, garbanzos de Liébana, de donde es tradicional este cocido, como bien indica su nombre. Son unos garbanzos pequeños y muy sabrosos que quedan perfectos, pero si no los encuentras o prefieres usar otro tipo, puedes hacerlo, aunque está bien que sepas que los tradicionales son los garbanzos lebaniegos. La noche antes de hacer la receta, los ponemos en remojo, bien cubiertos de agua, para que estén al menos 12 horas así, y sea más fácil cocerlos.

    En el momento que vayamos a comenzar la preparación del cocido lebaniego vamos a poner a escurrir los garbanzos ya hidratados, y también lavamos bien los huesos y las carnes que usaremos en la receta, para que queden bien limpios de la suciedad que pudieran tener al comprarlo. Después vamos a poner en la olla todas las carnes y huesos, de forma que todo quede bien cubierto con abundante agua, y ponemos a calentar para que comience a hervir el agua. En ese momento bajamos un poco la potencia del fuego, para evitar que los borbotones de agua sobresalgan de la olla.

    Se irá formando una capa superior de una espuma oscura, que se forma por toda la suciedad que sueltan los huesos y los trozos de carne, así que iremos quitándolo con una espumadera, hasta que veamos que ya no sale más cantidad y ya nos queda limpia el agua. A la media hora más o menos de que haya comenzado a hervir el agua, echaremos los garbanzos ya escurridos a la olla, y los dejamos se vayan cociéndose a fuego intenso, con el agua bien caliente. Si usas una olla exprés podrás hacer el cocido de forma más rápida, consulta las instrucciones del fabricante para ajustar los tiempos.



    A la hora de haber echado los garbanzos, echamos en la olla tanto las patatas peladas o troceadas como el repollo, bien limpio, troceado o cortado por la mitad, como prefieras. Dejamos cociendo a fuego medio el tiempo necesario hasta que los garbanzos estén tiernos del todo y las patatas bien cocidas. Apartamos la olla del fuego, y colamos parte del caldo del cocido, que echaremos en otra olla pequeña para agregar unos fideos, y cuando estén bien hechos será el primer plato del cocido.

    Como segundo plato se sirven los garbanzos junto con las verduras y las carnes troceadas, que se pueden servir de forma individual o en una bandeja para que cada uno se sirva al gusto. Si queremos servir el típico relleno que se suele preparar de forma tradicional, entonces batiremos los huevos, se mezclan con las migas de pan, unos trocitos de chorizo, el ajo y el perejil bien picados. Con esta masa hacemos unas bolas tipo albóndigas, bien prensadas, y se fríen en abúndate aceite de oliva virgen, y se sirven junto a los garbanzos, verduras y carnes. Como ves es un plato realmente contundente y que es ideal para hacer un almuerzo muy completo.