Cocido Gallego

  • Cocido Madrileño

  • Cocido Andaluz

  • Cocido Montañés

  • Cocido Maragato

  • Cocido Lebaniego


  • "Cocido Gallego"

    Receta de Cocido Gallego





    Aprende a preparar de manera tradicional un estupendo cocido gallego, un plato con mucha solera en tierras gallegas, y que se suele comer en invierno sobre todo. Aquí tienes la receta detallada paso a paso.

    Ingredientes:

    - 300 gramos de garbanzos
    - 300 gramos de costilla de cerdo salada
    - 300 gramos de jamón
    - 300 gramos de morcillo de ternera
    - 300 gramos de lacón
    - 350 gramos de panceta
    - 150 gramos de tocino
    - Dos buenos chorizos
    - Dos chorizos cebolleros
    - Un rabo de cerdo salado
    - Una oreja de cerdo salada
    - Dos huesos de espinazo
    - Media cacheira curada
    - Unas 5-6 patatas medianas
    - Dos manojos de grelos
    - Una col blanca




    Preparación:

    El cocido gallego es un cocido muy completo que se prepara utilizando una gran variedad de productos cárnicos frescos y salados del cerdo y carne de ternera, además de verduras. La receta tradicional tiene la misma base, aunque como suele ocurrir en estos casos, hay recetas que tienen diferentes variantes en sus ingredientes, según la zona de la que sea originario. Es un cocido realmente rico y que merece la pena probar, así que vamos a detallaros la receta para que os animéis a hacerlo.

    Para preparar este tradicional cocido gallego, como siempre hacemos a la hora de hacer algún cocido, vamos a poner en remojo los garbanzos la noche antes, para que al menos estén unas 12 horas sumergidos en agua, y así se ablanden para poder cocinarlos bien. Ponemos en remojo también todos los ingredientes salados, en otro recipiente aparte para que queden bien cubiertos de agua y así pierdan parte de su salazón y al mismo tiempo queden limpios antes de cocinarlos.

    En el momento de comenzar la preparación, metemos en la olla todos los trozos de cerdo y ternera, panceta y tocino incluidos, salvo los chorizos, y llenamos con agua la mitad de la misma más o menos, y ponemos a calentar a fuego intenso. Cuando empiece a hervir bajamos un poco la intensidad y mantenemos hasta que toda la carne esté tierna. Hay que ir despumando la espuma oscura que vaya subiendo a la parte superior y desecharla. A medida que la carne esté en su punto, la vamos apartando para usarla después.



    Al acabar, en otra olla más pequeña ponemos a cocer los grelos con caldo de la cocción de la carne, hasta que los tengamos ya listos. Hacemos lo mismo en otra olla con la col blanca, las patatas peladas y los chorizos, a los que les hacemos unos pinchazos para que no se deshagan durante la cocción. Y por último, en otra olla, también con caldo de la carne, ponemos a cocer los garbanzos escurridos, hasta que queden bien tiernos. Es mejor hacer las cocciones a fuego medio-lento, para que se cocinen bien y el caldo tenga mejor sabor una vez listo, pero si tienes poco tiempo puedes hacerlas a fuego medio-alto.

    Una vez se tienen todos los ingredientes preparados, se calientan en caso que se hubieran enfriado y los vamos a ir sirviendo en la mesa de forma separada. Colocamos una bandeja con todas las carnes, otra con el tocino y la cacheira, que no es más que la cabeza de cerdo completa, otra con los chorizos y una última con las patatas, el repollo, los grelos y los garbanzos, y cada comensal irá sirviéndose al gusto.