Cocido Andaluz

  • Cocido Madrileño

  • Cocido Andaluz

  • Cocido Montañés

  • Cocido Maragato

  • Cocido Lebaniego


  • "Cocido Andaluz"

    Receta de Cocido Andaluz





    Este es uno de los guisos con más tradición en nuestro país, ya que el cocido andaluz es una gran elección a la hora de preparar un almuerzo en épocas frías. Te detallamos su preparación paso a paso.

    Ingredientes:

    - 500 gramos de garbanzos
    - 500 gramos de carne de cerdo
    - 200 gramos de tocino fresco
    - Un muslo de pollo o una pechuga
    - Un trozo de costilla fresca
    - 300 gramos de calabaza
    - 300 gramos de judías verdes frescas
    - Un par de zanahorias
    - Dos patatas
    - Un chorizo
    - Una morcilla
    - Sal
    - Pimentón dulce




    Preparación:

    La noche antes de preparar esta receta de cocido andaluz hay que poner los garbanzos en remojo, dejarlos bien cubiertos de agua y reponer si absorben mucha para que siempre estén dentro del agua. Lo normal es dejarlos unas 12 horas, aunque si puedes dejarlos un poco más siempre será mejor, ya que quedarán más tiernos y su cocción posterior será más rápida. Puedes usar el tipo de garbanzos que prefieras, aunque nosotros siempre preferimos usar los más pequeños, que no quedan demasiado grandes para comer y no suelen perder la piel.

    Cuando vayamos a preparar ya el cocido, vamos a lavar bien la carne de cerdo, el pollo, el tocino, el chorizo y la morcilla con unos pinchazos pequeños y la costilla fresca, y lo ponemos todo en la olla. Cubrimos todo con agua y ponemos a hervir a fuego intenso. Cuando comience la ebullición del agua, bajamos un poco la intensidad del fuego, lo justo para que el agua no sobresalga de la olla, y seguimos hirviendo. Iremos quitando con la ayuda de una espumadera toda la espuma que se irá formando en la parte superior.

    Cuando veamos que ya hemos quitado toda la espuma y no aparece más cantidad, vamos a pelar las judías, las cortamos en trozos de un dedo de tamaño más o menos, y además pelamos y troceamos la calabaza, en trozos medianos, y echamos todo en la olla. Pelamos las patatas y las zanahorias y las echamos también en la olla. Escurrimos bien los garbanzos y los metemos junto a todos los ingredientes de la olla. Agregamos un poco de sal y pimentón dulce, para dar color al cocido.



    Si usamos una olla tradicional, mantenemos a fuego medio hasta que los garbanzos queden tiernos, lo que nos llevará unas dos horas o así. Si usamos una olla exprés, entonces la cerramos y la vamos a dejar unos 15-20 minutos y después la destapamos. Una vez que haya pasado el tiempo indicado, comprobaremos que los garbanzos están tiernos, y si necesitan algo de más tiempo, los dejaremos en la olla para que acaben la cocción. Si ya están tiernos, apagamos el fuego y los dejamos reposar. Se puede apartar caldo si ha quedado mucho para hacer una sopa para otro momento.

    A la hora de servir el cocido andaluz, vamos primero a sacar lo que se conoce como “pringá” de la olla, es decir, la carne de cerdo, el pollo, la costilla fresca, el tocino, el chorizo y la morcilla, que dejamos en una bandeja o fuente aparte. Servimos los platos de cocido sirviéndolos apartando en ellos los garbanzos con las verduras, añadiendo patata y zanahoria si se quiere. Una vez comido el plato principal, se sirven trozos de los ingredientes de la “pringá”, que se comen con pan, aplastándolos para mezclar bien. Con las sobras de la carne se pueden preparar unas ricas croquetas.